Madre presente, madre pasada, madre futura…eres la madre suficiente. Que a veces no tiene manos para todos pero sí tiene voz.
Inspirado en la vida, en el día a día de mi casa y en el concepto “la madre suficientemente buena” de Winnicott.

Madres que necesitan descansar a veces de sí mismas también y de querer hacerlo todo. Cuidar lo materno, el embarazo y el instante del nacimiento, el descubrimiento de la maternidad y a los padres también en el proceso, son la base de una sociedad más sana.